Camino a Malasia

Cuando te invitan a un país asiático, es una pasada. Pero cuando te invitan a Royal Floria para representar a tu país y ser jurado, para la copa de Malasia de arte floral, no tiene precio.

Toda una experiencia, que seguro será buena. Sobretodo porque es la primera vez que saldré de Europa, con todo lo que eso conlleva, cambio horario, de clima, de cultura.


No penséis que es un trabajo fácil, el montaje de un stand, a miles de kilómetros de distancia no es ninguna tontería. Ademas, he de agradecer su paciencia a Kathy Ong, la encargada del montaje y organizadora del evento. De momento están construyendo las estructuras, y cuando yo llegue, colocaré la flor.

También los diseñadores internacionales realizaremos un vestido floral y tendremos una demostración de arte floral frente al publico Malayo.


No seáis malos y juzguéis mis dibujos... pero recordad que soy florista y no arquitecto, aunque esta construcción requiere de las manos de buenos artesanos, que allí seguro que los hay.

 

Viajo la semana que viene, cuando regrese prometo fotos y contaros todo lo que viva en aquellos lares.


-Alex-

Escribir comentario

Comentarios: 0