Si conoces a mi novio, mándale esto

San Valentín es un día comercial. Así de claro me lo dejó un amiga esta mañana. 

 

Entonces os dejo la siguiente pregunta.  Si tu pareja te comprara un ramo de flores espléndidas, de bellas rosas rojas, flores hechas a mano de la propia madre Naturaleza, y te lo entregara el día de San Valentín, ¿a qué no le contestarías con una opinión tan sosa?  ¿ No se dejaría caer tu corazoncito por tus vaqueros rotos hasta tus Nike y haría un nido a los pies de tu pareja? Sois unos roñosos.  La ropa es comercial.  Los zapatos son comerciales.  Los coches son comerciales.  Vivimos en una etapa desafortunadamente bastante comercial llena de centros comerciales. 

No eches la culpa a tu falta de detalle, a tu falta de deseo, a tu falta de aquello que los griegos llamaban eros y los romanos cupido y que hoy día solemos llamar estar encoñado.

 

Porque a fin de cuentas, ese ramo de rosas le va a gustar.  Habrá otros que opinen diferente pero, ¿no es de lo que va? De hecho, le va a encantar.  Le va a hacer sentir querida, especial.  Le va a hacer pensar que has pensado en ella o él.

 

Celebra San Valentín sin complejos.  Celebralo con flores.

Escribir comentario

Comentarios: 0